viernes, 8 de noviembre de 2019

thumbnail

Cómo actuar en un ataque de ansiedad

Una de las preguntas más buscadas en internet es conocer todo tipo de consejos prácticos para saber como actuar en un ataque de ansiedad. En primer lugar es importante saber que estamos ante una situación que no representa ningún peligro para nuestra salud. Dicho de otra manera, nuestro cuerpo está reaccionando ante un peligro que la mayoría de veces es totalmente inexistente y reacciona a través de síntomas desagradables, tanto físicos como psicológicos. 

Una vez que comprobamos que realmente la situación no entraña peligro, la sintomatología empezará a descender de forma progresiva. Una vez tenemos claro que no estamos en peligro, es necesario entender que los síntomas son molestos y desagradables, por lo que nuestra misión será buscar sobrellevarlo de la mejor forma posible durante los minutos que dure el ataque. Es recomendable sentarnos o tumbarnos en un lugar donde consideremos cómodo, además respiraremos inhalando por la nariz y exhalaremos por la boca, siendo conveniente poner nuestra mano sobre el viente para controlar la respiración. Otro consejo simple es cerrar los ojos e imaginarse una situación que nos de paz, tranquilidad y bienestar. Además, si cerramos los ojos reduciremos algunos síntomas visuales que tienen lugar durante un ataque de ansiedad, como por ejemplo la despersonalización




Es importante que no evitemos la situación en la cual nos está dando la crisis, ya que estaríamos reforzando el miedo y sería perjudicial para el futuro. Especialmente cuando un ataque de ansiedad nos da en una situación que no tememos, puesto que es habitual relacionar el lugar con la crisis y evitar futuras exposiciones a ese lugar. Simplemente nos ha dado en ese sitio o situación por casualidad o acumulación de ansiedad. 

Un ataque de ansiedad es un aviso de nuestro cuerpo y mente para comunicarnos que algo no está bien; ya sea ante la exposición con una fobia o miedo irracional, la acumulación de estrés o ansiedad, etc, de modo que también se convierte en una oportunidad para superar un miedo que nos limita en nuestro día a día y la mejor forma de hacerlo es entender que un ataque de ansiedad no es más que una explosión de síntomas físicos y psíquicos de corta duración que, en la gran mayoría de casos, nos los creamos nosotros con nuestros pensamientos y que, de igual forma, podemos controlar. ¡Ah! Y lo más importante: NO SON PELIGROSOS NI GRAVES PARA NUESTRA SALUD.

Subscribe by Email

Follow Updates Articles from This Blog via Email

1 Comments